Miércoles, 27 de Agosto 20148:01:pm

Este impuesto grava el monto que se abona por concepto de ingreso a espectáculos públicos no deportivos en locales y parques cerrados con excepción de los espectáculos culturales debidamente calificados por el Instituto Nacional de Cultura.
La obligación tributaria se origina al momento del pago del derecho a presenciar el espectáculo. 
Los que están obligados al pago son los sujetos pasivos del impuesto que son las personas que adquieren entradas para asistir a los espectáculos.
Son responsables tributarios, en calidad de agentes perceptores del impuesto, las personas que organicen el espectáculo, siendo responsable solidario al pago del mismo el conductor del local donde se realice el espectáculo afecto.
Los agentes perceptores están obligados a presentar declaración jurada para comunicar el boletaje o similares a utilizarse, con una anticipación de siete (7) días antes de su puesta a disposición del público.
En el caso de espectáculos temporales y eventuales, el agente perceptor está obligado a depositar una garantía, equivalente al quince por ciento (15%) del Impuesto calculado sobre la capacidad o aforo del local en que se realizará el espectáculo. Vencido el plazo para la cancelación del Impuesto, el monto de la garantía se aplicará como pago a cuenta o cancelatorio del Impuesto, según sea el caso.
El Impuesto se calcula aplicando sobre la base imponible las tasas siguientes.
a) Espectáculos taurinos:                      10%
b) Carreras de caballos:                       15%
c) Espectáculos cinematográficos:        10%
d) Conciertos de música en general:       0%
e) Espectáculos de folclor nacional, teatro cultural, zarzuela, conciertos de música clásica, ópera, ballet y circo.                        0%
f) Otros espectáculos:                          10%
El impuesto se pagará en la forma siguiente:
a) Tratándose de espectáculos permanentes, el segundo día hábil de cada semana, por los espectáculos realizados en la semana anterior.
b) En caso de espectáculos temporales o eventuales, el quinto día hábil siguiente a su realización.